Alien Covenant: en lo femenino está la salvación

Si Alien es una de las franquicias de ciencia ficción más longevas del momento, no es sólo por el extraterrestre (xenomorfo para los amigos), ni por ese ciclo vital que incluye una violación interespecie. El instinto y la sangre fría de la teniente Ripley es lo que consigue mantener la tensión narrativa, tanto en la propia película del 79 como en arrastrarte al cine a ver la nueva trilogía en pleno 2017. ¿Cómo Sigourney Weaver pudo convertirse en un ídolo de la ciencia ficción? Porque Ridley Scott pensó que ese papel creado para un hombre, funcionaría muchísimo mejor en una mujer.

Y de eso va Alien Covenant.

Alien Covenant comienza con Michael Fassbender como el androide Walter poniendo en orden a MADRE, la nave que traslada a un grupo de colonos a Origae-6. No sabemos cuál es el estado de la Tierra, si esta es una misión a la desesperada o un grupo de pioneros que buscan empezar algo nuevo. En cualquier caso, cuando todavía faltan 7 años luz para llegar a la tierra prometida, una colisión contra una tormenta de neutrinos obliga a despertar a la tripulación en una escena de belleza caótica y mortal.

Y ahí podría haber terminado la película. Hacemos el duelo por nuestros muertos, arreglamos la nave, y nos sumimos en el hiper-sueño hasta llegar a nuestro nuevo hogar. Pero Oram, el nuevo mando tras la muerte del capitán, ignorando en la toma de decisiones la opinión de todas sus compañeras de tripulación decide hacer caso a los cantos de sirena que llegan desde un planeta desconocido.

teniente-daniels-alien-convenant
Daniels opina lo que cualquiera opinaríamos

Y A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS 

Daniels Branson, interpretada por Katherine Waterstone, es la coprotagonista de la película junto a Michael Fassbender. Pero si eres de esas personas que no se fijan en quién sale en los anuncios promocionales, te diré que Daniels al principio es una más. Lo único que llama la atención de ella es ver a su marido y capitán quemándose en una de las cápsulas de hibernación ante la desesperación del resto de la tripulación.  Y así nos presentan al nuevo personaje femenino de Alien. Como una mujer que parecía no conocer la gravedad de irse a colonizar un nuevo planeta, hablando de montar casas en medio de la nada y transmitiendo la sensación de haberse metido en este fregado por amor.

Sin embargo, según va avanzando la película, Daniels va mostrando su capacidad de priorizar y de mantener la calma fría pero empática cuando el resto de personajes van progresivamente entrando en la desesperación y el horror. Y es que en algunos momentos da la sensación de que en el afán de justificar la trama y darle ritmo, estamos presenciando a los protagonistas de un reality en vez de una tripulación formada para el viaje intergaláctico. Quiero decir, no creo que haga falta hacer astrofísicas para saber que en un planeta desconocido lo mejor es marchar en formación y no dividirse, llevar un reservorio de oxígeno y trajes de protección por aquello de los exo-patógenos o tener la unidad de cuarentena separada de la enfermería y con una entrada aparte.

alien-covenant-enfermeria-transformacion.gif
Lo que ocurre después de tocar piedras extraterrestres y pasear a un enfermo altamente contagioso por toda la nave

Si Daniels termina siendo la líder y protagonista indiscutible de la película, es por mera selección natural. Y en la saga de Alien, las palabras “selección natural” nos llevan directamente al principal antagonista. Sin embargo en este caso, al ansia destructiva del Xenomorfo y sus diversas formas, se le suma un personaje ya conocido en la saga: David. En general, en Alien aprendes que no es buena idea asomarte a huevos fuera de tu sistema solar y que los androides no son de fiar. Así que cuando aparece David, al que se le daba por muerto tras Prometheus, es difícil entender cómo encaja este personaje en esta nueva entrega.

Si Prometheus iba sobre la ambición por descubrir al “creador”, la primera escena de Covenant repite la irrelevancia de esta búsqueda.  Mientras el androide David pregunta a su creador si él es su padre, él se deshace en excusas, viajes a otras galaxias y que le sirva como el criado que es (criado, en los dos sentidos de la palabra). Ahora nos le encontramos 10 años después, abandonado en una incógnita de la especie que lo creó para lo cual se ha dedicado a crear un estudio mezcla entre anatómico del siglo XVII y un freakshow.

alien-covenant-laboratorio-david.gif
Disección del creador

Debo reconocer que la interpretación doble de Michael Fassbender no me resulta tan creíble como la de Tatiana Maslany en Orphan Black. Pero aún así su actuación consigue una belleza siniestra en darse cuenta de que ni siquiera sí mismo es de la misma especie cuando Walter cuenta a David las modificaciones de las siguientes generaciones de robots. Igualmente de turbia es la inocencia y cariño con el que se dirige a los aliens, aprendiendo incluso a comunicarse con ellos y protegiéndolos del resto de humanos. Aún a pesar de erigirse en su líder, en su afán de creación es muy consciente de que algo le falla, por lo que busca desesperadamente un huésped para su adulto fértil, su reina. ¿Es que David se ha dado cuenta de su imposibilidad para crear en la disección de Elizabeth Shaw, cuyas entrañas chocan con el halo de tranquilidad de su expresión facial?

La búsqueda del creador ya no existe. Dios ha muerto que dijo Nietzsche, y toda la tripulación también. Sólo tenemos un flashback de los Ingenieros en su destrucción y se terminó. Porque no se puede mirar atrás. Igual que Daniels o David solamente queda poner en orden tus prioridades y seguir hacia delante.

Aunque, teniendo en cuenta el final de Alien Covenant, una cosa está clara. No hay supervivencia posible sin una reina.

daniels-alien-reina-lucha-final.gif

Alien Covenant da para muchas reflexiones. Es maravilloso que entre la tripulación hubiera una pareja homosexual, aunque por otro lado, en la película se ve que llevar a tu amor a la misión significa que probablemente le vayas a ver morir. Por otro lado, a diferencia de la teniente Ripley se nota que el papel de Daniels sí fue creado por una mujer. ¿Esto es bueno, malo, aporta, resta credibilidad…?  

Nos encantaría seguir con el debate de esta película. Puedes comentar aquí, en nuestras  redes sociales , o aún mejor: ¿por qué no te animas a escribirnos una entrada? 

Facebook Comments
Soy médico y además me gusta escribir. Soy una de las co-creadoras de El Violeta es el nuevo Negro. Me gusta ver Netflix, los blogs de autoras femeninas y pensar en lo que podría ser una buena historia.

2 pensamientos en “Alien Covenant: en lo femenino está la salvación”

  1. Muy de acuerdo con la comparación entre Michael Fassbender y Tatiana Maslany.
    Sin embargo, ¿no os parece que, a pesar de que es por selección natural, no deja de haber bastante sensación de proteccionismo machuno hacia Daniels que era impensable con Ripley?
    Quizás el cambio tan fuerte de personalidad entre ambas protagonistas lo acentúa más, pero me parece que el resto de personajes de Covenant trata de proteger la delicadeza femenina y pulcra de Daniels, no vaya a ser que se haga daño o no pueda completar la misión sin la ayuda de sus fornidos compañeros.
    Y aunque es cierto que hay una pareja homosexual (de negros, si no recuerdo mal¿?), mueren, como tantas y tantas parejas de homosexuales en la ficción.
    ¡Gran análisis de Covenant y esperando la siguiente peli para leer vuestra crítica!

Deja un comentario